lunes, 24 de marzo de 2014

La Guerra Civil 1936-1939. (Texto)



La investigación local en España y en otros lugares ha enriquecido nuestra perspectiva sobre la crisis de los años treinta y también ha subrayado uno de los dos factores fundamentales de la Guerra Civil española: en sus orígenes, consistió en una serie de enfrentamientos sociales españoles, y muchos de los problemas que surgieron en la zona republicana derivaron de una resolución incompleta de algunos de esos conflictos. Los investigadores españoles y extranjeros han contribuido a confirmar la otra verdad fundamental sobre la guerra: durante la misma y tras ella, constituyó un episodio más en la gran Guerra Civil europea que acabó en 1945. La derrota final de la República española se produjo después de un cerco constante de tres años durante los cuales se vio asediada desde fuera y desde dentro; desde fuera, por las fuerzas del fascismo internacional y sus cómplices inconscientes entre los Estados democráticos y, desde dentro, por las fuerzas de la extrema izquierda que antepusieron sus ambiciones revolucionarias al propósito de realizar un esfuerzo bélico centralizado.
P. PRESTON, La República asediada. Hostilidad internacional y  conflictos internos durante la guerra civil, Barcelona, Península, 1999. pp. 11-12. 
Este texto corresponde a una interpretación historiográfica (y, por tanto, subjetiva) acerca del conflicto que asoló España entre 1936 y 1939. El autor, Paul Preston, es uno de los historiadores hispanistas más prestigiosos en este momento. El texto pertenece a una de sus publicaciones más influyentes en la historiografía actual sobre el siglo XX en España y contiene una interpretación acerca de la guerra y las causas por las que la República no venció en la contienda.

El autor arguye dos causas para ello: por un lado la descomposición interna de la República que tuvo que mediar entre quienes creían que lo principal era hacer la guerra y después la revolución y quienes defendían la revolución como objetivo prioritario en el conflicto. Por otra parte, la dimensión internacional del conflicto fue favorable a los sublevados bien por acción directa (Alemania e Italia) o por omisión (Gran Bretaña y Francia), por lo que se puede considerar a la Guerra Civil como un episodio más de la II Guerra Mundial.

El comentario debes de dirigirlo hacia el conflicto, pero para nada debes de explicar el desarrollo bélico de la guerra civil. Aprovechando las dos ideas del texto, puedes explicar cómo estalla el conflicto y después cómo se compusieron los bandos (en especial el republicano) y cuál fue la dimensión internacional del conflicto, con los apoyos que tuvo cada bando y la creación del Comité de No Intervención. Si quieres y tienes información al respecto, también puedes hacer un ejercicio de historiador y poner sobre la mesa las diferentes interpretaciones de la guerra, desde la consideración de guerra de liberación y Cruzada que tuvo durante el franquismo y desde los sectores nostágicos en la democracia hasta la interpretación de parte de los historiadores progresistas que consideran el golpe como un ataque a la democracia y a un régimen legítimo que procedía de las urnas y que trataba de modernizar el país. Pero esto último, si no te ves seguro, es mejor que no lo intentes.

Para desarrollar el comentario, puedes usar la información de la entrada sobre el tema de la guerra civil, o puedes ver el tema del IES Elaios a partir de la página 50.

No hay comentarios:

Publicar un comentario