lunes, 28 de octubre de 2013

Terminamos los conceptos... ¿y ahora qué?


¡Dos preguntas dificiles!

Hasta ahora hemos visto toda la Historia de España hasta el siglo XVIII reducida a diez conceptos. Comenzaremos ahora el grueso de la asignatura que se centra en los siglos XIX y XX. En adelante, dejamos los conceptos y nos vamos a centrar en los comentarios de texto y en los temas.

Respecto a los textos, los podéis descargar en el capítulo 0 de la página del IES Elaios. Es interesante que si venís a clase los traigáis impresos. En las actividades, como ya sabéis, los comentarios serán guiados (acompañados con preguntas). Prestad atención porque las preguntas os darán pistas sobre los asuntos en los que os tenéis que fijar cuando hagáis comentarios de texto libres. Por si os surgen dudas sobre cómo enfocar un comentario de texto os incluyo el mismo documento que tenéis enlazado en las intrucciones previas de las actividades.


Respecto a los temas, los tendréis que elaborar a partir de temas teóricos más amplios. Pensad que un tema de desarrollo no es solo contenido, sino que la forma, la expresión, el orden, la limpieza y la ortografía tienen un valor (y no poco). También tenéis que tener en cuenta que  ninguno de esos parámetros se valora de forma individual, sino que el tema se valora como un "todo", por lo que puede pasar que si vale 5 puntos en un examen y el alumno cree que "lo ha puesto todo", pero sin orden ni concierto, o tipo esquemático, la calificación final sea de dos puntos. Si tienes dudas a la hora de elaborar un tema te recomiendo que leas detenidamente el siguiente documento

CÓMO DESARROLLAR UN TEMA DE HISTORIA

Tanto para elaborar comentarios o los temas, tened presente la limitación de papel. La extensión de un comentario de texto debe de estar entre una y una carilla y media, y la de un tema debe de ocupar tres carillas máximo. Esto no deja de ser orientativo, pero es importante tenerlo en cuenta a la hora de preparar vuestro material. No podemos dar el mismo peso espacial en un examen a una pregunta de dos puntos, una de tres o una de cinco puntos. Por eso es también importante que los conceptos no superen un folio, para que entre los dos se ajustasen a una carilla y media máximo. En definitiva, conceptos y comentario en tres carillas y el tema en tres carillas. Ésa sería la distribución ideal. De todas formas, no es imperativo llenar todo el papel que nos dan para el examen. No por escribir mucho se garantiza ni una buena nota ni tan siquiera el aprobado.

Para poder comentar con éxito los textos, o para poder hacer los temas con garantías, puede ser interesante que descarguéis un tema de los enlaces del blog. Puede ser el del Elaios, Marqués de la Ensenada, Fray Pedro de Urbina o Sabuco. No obstante, yo os iré diciendo de dónde descargar material para preparar cada uno de los temas en las correspondientes entradas del blog. En definitiva, lo importante es que tengáis un material de trabajo propio, trabajado, contrastado y de calidad. Es muy triste leer exámenes de alumnos que han estudiado muchísimo pero han utilizado un material de escasa calidad, y que por ello no obtienen un premio acorde con su esfuerzo No creo que haga falta recordarlo, pero si tenéis dudas, preguntadme, que para eso estoy.


domingo, 27 de octubre de 2013

El Antiguo Régimen

Partimos de este concepto para dar el pistoletazo de salida a la Edad Contemporánea. La Revolución Inglesa del siglo XVII y la Independencia de los EEUU habían ya advertido de que el cambio se estaba fraguando entre la burguesía. Piensa que los burgueses, una clase social urbana perteneciente al pueblo llano, tenían en multitud de ocasiones un gran poder económico derivado de sus actividades comerciales, pero no así tenían acceso al poder político, privilegio exclusivo de la nobleza y del clero. Por eso su objetivo no era otro que alcanzar las cotas de poder que le permitiese ejercer su influencia en el Estado. Y el único camino era el de la revolución.

Utilizamos este concepto para definir el sistema político, social y económico desarrollado entre los siglos XVI y XVIII por el que unas minorías privilegiadas ostentan el poder, poseen la tierra y se ven exentos de impuestos mientras una mayoría heterogénea se ve privada de la posibilidad de participar en la vida política y soporta una fuerte presión fiscal. Los estados son monarquías absolutas.

Será en Francia, a partir de 1789, donde se producirá una revolución que no será solo política como las citadas anteriormente sino que arrasará con el orden social imperante durante el Antiguo Régimen. La postrera expansión de estas ideas a través de los ejércitos naopleónicos sembrará la semilla que, si bien en un principio no tiene éxito, conducirá inexorablemente al estallido de diferentes revoluciones liberales a lo largo del siglo XIX.

El Antiguo Régimen es el clásico concepto en la didáctica tradicional de la Historia, por lo que podrás encontrar información en cualquiera de los enlaces a la derecha. Eso sí, lo que te van a contar es ya la crisis del Antiguo Régimen y no las características en sí mismas, que tendrás que extraer tú con tu capacidad deductiva. Si andas escaso de ella, o vas justo de tiempo o ambas cosas, te recomiendo esta página que habla sobre el Antiguo Régimen (con vocabulario y personajes incluidos) o si lo prefieres puedes encontrar un información más sintetizada en este enlace, en este o en este otro enlace. Ah, y no olvides que siempre debes de empezar con una definición del concepto!

También tenéis las características del Antiguo Régimen en este PowerPoint

                  
                    

jueves, 24 de octubre de 2013

Los señoríos


  
Este es, con seguridad, el concepto más complejo de todos los que hay en el programa. Los señoríos son una institución de origen medieval que supone el dominio eficaz de una parcela de tierra por parte del rey, la nobleza o el clero, que además es hereditario. Buena parte de ellos surgen como medio de pago a los nobles en la Reconquista, aunque durante la Edad Moderna continuaron existiendo como forma de financiación para las maltrechas economías de las monarquías autoritarias. En una sociedad como la hispánica, eminentemente rural y con una fuerte presencia de la agricultura en la riqueza, se puede intuir que la propiedad de la tierra juega un papel esencial. Fueron abolidos en el siglo XIX.

Como dice Julio Valdeón en este interesante artículo (si no te mueres por la curiosidad ignora este enlace), los señoríos eran una importante plataforma de poder y riqueza, pues los señores tenían atribuciones judiciales, políticas y administrativas sobre sus territorios. Los señoríos se convirtieron en la forma más eficaz de articular un territorio en la Edad Media, aunque algunos de ellos, los que estaban en manos de los nobles más poderosos, se convirtieran en estados dentro del estado monárquico dirigido por el rey.

Llegados a este punto hay que advertir de dos cuestiones: por una parte, no todos los señoríos eran iguales ni todos funcionaban igual. Y, por otra parte, había, a grandes rasgos, dos tipos de señorío: el territorial y el jurisdiccional. El señorío territorial era en el que el señor está vinculado a una tierra que, o bien trabaja de manera directa con sus siervos (los nobles no pueden trabajar con las manos), o bien cede a campesinos a cambio de unas rentas (en especie, dinero o trabajo); y el señorío jurisdiccional, en virtud del cual el señor tiene una serie de prerrogativas de tipo judicial y político, que son una fuente de poder (nombra a las autoridades locales, ejerce la justicia, cobra tributos), a la vez que cobra impuestos a los campesinos por el trabajo de la tierra y el uso de bienes como la madera del bosque, los molinos...  El señorío jurisdiccional se convertirá, en muchos casos, en un Estado dentro del Estado. Como colofón, piensa que a toda esta presión fiscal hay que añadir el diezmo que cobraba la Iglesia a todos los cristianos (una décima parte de la producción a todos los que no estaban exentos de impuestos, esto es, excepto a la nobleza y clero), por lo que a pesar de trabajar de sol a sol, los campesinos no podían sino malvivir con lo que les quedaba después de cumplir con sus obligaciones fiscales.

Los señoríos fueron suprimidos en las Cortes de Cádiz. Así, los señorios jurisdiccionales fueron suprimidos de forma total, pasando a depender de una recién creada Administración de Justicia (la Constitución de 1812 establecía la separación de poderes) mientras que los territoriales sufrieron una transformación importante, pues esas tierras pasaron a ser propiedad privada de los señores. Por ello, aunque la Constitución supuso el fin del régimen señorial, para muchos campesinos no cambió mucho la situación y pasaron de ser siervos a ser jornaleros sin tierra. Y para la economía nacional tampoco significó demasiado, pues las tierras quedaron en las mismas manos que antes, en muchos casos en régimen de manos muertas (sin trabajar), por lo que en nada se incrementó la productividad agraria del campo en España. Es esta línea, hay que mencionar que se enajenaron tierras comunales (lo que veremos más adelante como desamortización) que sí empezaron a ser propiedad de una burguesía emprendedora, pero aún claramente insuficiente.


Señoríos en Andalucía en el siglo XVII. En verde los señoríos nobiliario, en rosa los de realengo, en naranja los eclesiásticos, en amarillo los de las órdenes militares y los morados son nuevas poblaciones libres. Fuente: Wikipedia.

Pocos textos o manuales recogen este concepto con detenimiento. Para elaborarlo tú sin demasiada complicación te recomiendo el texto del IES Elaios del tema de las "Raíces Históricas" en las páginas 34 y 35, así como las dos propuestas de definición que propone el IES Tiempos Modernos.

lunes, 21 de octubre de 2013

La Ilustración


La Ilustración es una corriente ideológica surgida más allá de nuestras fronteras. Como podrás intuir, la llegada de nuevas ideas venía controlada de forma continuada por la Inquisición, por lo que tardó en llegar a España más que a otros lugares en Europa. También la ausencia de una burguesía consolidada dificultó la expansión de estas nuevas ideas.
El siglo XVIII europeo comienza con una guerra europea, la Guerra de Sucesión Española, y acabará con otra, protagonizada por los revolucionarios franceses y Napoleón. Entre ambos conflictos media un siglo de profundos cambios ideológicos que conducirán inexorablemente al cambio de modelo social y político. Aquellos que luchaban contra el absolutismo francés en los albores del siglo XVIII nunca hubieran imaginado que sus nietos lucharían contra las innovadoras ideas de la Revolución Francesa. En menos de cien años, dos mundos totalmente diferentes.

Y en medio, como decíamos, un cambio profundo, protagonizado por la Ilustración. Esta nueva forma de entender el mundo, con la razón como principal protagonista, tiene su origen en los enciclopedistas franceses con nombres propios como Diderot, D'Alambert, Voltaire, Montesquieu y Rousseau. Éstos promulgaron ideas como libertad, progreso, educación, racionalismo, y se opusieron a los gobiernos absolutistas, a la superstición y al tradicional concepto de cristianismo y la figura preeminente y fiscalizadora de la Iglesia.

Esta nueva forma de pensar no solo actuó en el plano de las mentalidades, sino que tuvo su plasmación en la política. Surgió así el despotismo ilustrado, una aplicación de las ideas de la Ilustración al ejercicio de la política que tenía como principal objetivo la felicidad de las masas, pero sin su participación, pues no se las consideraba capacitadas para ello. Esto quedaba resumido en el lema "todo para el pueblo pero sin el pueblo".

Las consecuencias de la extensión de esta forma de pensar se plasmarán en la Revolución Francesa y en el fin del Antiguo Régimen, que como veremos supondrá el fin de las sociedades estamentales y el inicio de las sociedades de clases, con un importante protagonismo de la burguesía.

En España, como decíamos, tendrá su repercusión más tarde debido a la resistencia de la Iglesia a la entrada de nuevas ideas (máxime si estas ideas trasladan la fe en Dios a la fe en el hombre). Su máximo exponente en política será Carlos III, que recogerá el testigo del impulso a la modernización de Fernando VI y se rodeará de Ilustrados como Floridablanca, el Conde de Aranda, Campomanes o Jovellanos.

Para preparar el concepto, debes de tener presente que es muy extenso. Yo tan solo te haré dos recomendaciones: que hagas una rápida visión de lo que es la Ilustración de forma general y sus implicaciones y que hables de la Ilustración en España con una mención no solo a Carlos III y al despotismo ilustrado sino también a las transformaciones culturales y sociales que supone. Y debes de nombrar algunos personajes significativos. Así, en este enlace del IES Elaios tienes unos rasgos generales interesantes en las primeras 3 páginas; en las páginas 6, 7 y 8 de este tema el profesor Jesús Bueno os explica las bases ideológicas y hace hincapié en las repercusiones culturales de ésta en España; sobre España también tienes la última página del tema del IES Marqués de la Ensenada y en este de la Historia Siglo XX. También, como siempre, los materiales de la wiki del IES Tiempos Modernos te ofrece dos versiones diferentes para enfocar el concepto.

Los Decretos de Nueva Planta


Carlos II
Carlos II, el último de los Austrias Hispánicos, muere en noviembre de 1700. A la decadencia política del país se añadió la propia decadencia física del monarca, e incluso de la propia dinastía. Carlos II no pudo finalmente tener un heredero directo, por lo que en sus últimos años la corte se convirtió en un tablero en el que los intereses de los personajes más influyentes en Europa movían ficha alrededor del monarca. Así, finalmente, el rey decidió dejar como heredero del trono a un miembro de la familia real francesa que ejercía su derecho sucesorio merced al matrimonio fijado entre una hermana de Felipe IV y el rey francés, Luis XIV (el Rey Sol) en el Tratado de los Pirineos de 1659. Ese heredero sería Felipe de Anjou, el futuro Felipe V. Se iba a convertir en el primer Borbón en ocupar el trono hispanico.

Felipe V
Los Borbones en Europa en ese momento eran la representación más fideligna del absolutismo, una forma de reinar en la que el rey no encontraba ningún tipo de oposición a sus decisiones. Hasta ese momento, los monarcas europeos se caracterizaban por dirigir monarquías autoritarias, que estaban marcadas por ciertos límites que se debían respetar. Pero en Francia eso había cambiado y Luis XIV acabó con las trabas para el gobierno real.

En los reinos hispánicos se daba la tesitura de que los reinos que habían formado parte de la Corona de Aragón y también Navarra tenían unos fueros que les protegían de los abusos del rey, a la vez que les garantizaban cierta independencia. Así, la llegada de un Borbón al trono les hizo temer que el rey acabase con esos fueros.

Paralelamente, en Europa, la unión de las dinastías de Francia y España generó un fundado temor ante la posible consolidación de una potencia muy poderosa que controlaría la política europea. Por ello, Inglaterra y Austria acordaron proponer otro candidato diferente al que había nombrado Carlos II en su testamento para ocupar el trono: al archiduque Carlos de Austria, que era un pariente lejano del fallecido Carlos II. Para Austria eso garantizaría la continuidad de los Austrias en España. Inglaterra, por su parte, consiguió que el archiduque renunciase a sus derechos al trono austríaco, con lo que evitaría la creación de una liga hispanoustríaca que le perjudicaría tanto como una alianza hispanofrancesa. Pronto encontraron el apoyo de otras potencias europeas como Holanda, Portugal y Saboya.

Así las cosas, y con Felipe V ya en el trono hispánico, se inició una guerra, la de Sucesión Española, que tendría dos frentes: por un lado, en la península, el bando castellano frente al bando aragonés (que incluía a Valencia, Cataluña y Baleares);  y por otro lado, en Europa, el bando francoespañol frente al austrobritánico. La guerra, aparentemente sencilla para el bando austrobritánico, dio un giro cuando el archiduque se vio obligado a aceptar el trono austríaco. Así, Inglaterra firmó la paz con España a cambio de Menorca y Gibraltar, y rápidamente Felipe V acabó con sus opositores en la Península.

Como represalia, Felipe V acabó con los fueros de Aragón (1711), Valencia (1707), Cataluña (1716) y Baleares (1715). Firmó los Decretos de Nuevas Planta, por los que reorganizó el aparato estatal al modo castellano, unificando las Cortes en una sola, las de Castilla, la moneda y la lengua y eliminando las peculiaridades políticas que hacían de los territorios hispánicos un conjunto heterogéneo de tierras y culturas. Así, a partir de ahora, el rey sería de España y no de las Hispanias (hispaniarum rex) como hasta ahora.


                                     File:DecretNovaPlanta.png


Para preparar el concepto lo tienes que enmarcar cronológicamente de forma muy precisa. Hay que mencionar por supuesto la Guerra de Sucesión, tanto en su vertiente hispánica como la europea; también tienes que hacer una breve explicación de los fueros; y por supuesto, las consecuencias que tienen estos decretos para la organización político-administrativa de España. Para extraer la información te recomiendo el tema 9 del IES Fray Pedro de Urbina y el tema 1 del IES Elaios, en las páginas 37 y 38.

La Paz de Westfalia

Como ya hemos explicado, la sucesión al trono de los Reyes Católicos se hizo de forma que recayó en su nieto, que vivía en Gante y que nada sabía de lo que aquí ocurría. Independientemente de los detalles de este hecho, lo que ahora nos interesa destacar es que esto supuso un cambio de dinastía. Los Reyes Católicos, pertenecientes a la dinastía de los Trastámara (ambos), fueron los últimos reyes en España que pertenecieron  a una dinastía autóctona.

Carlos, el heredero, por parte de su padre Felipe pertenecía a la familia de los Habsburgo, que ostentaban el cetro del imperio germánico. Así, esta nueva dinastía se conoce como los Habsburgo (que tenían una doble rama, la hispánica y la austríaca) o los Austria. En la historia de España abarcan la práctica totalidad de los siglos XVI y XVII, y puedes ver una cronología aquí. Esta dinastía se clasifica en dos grupos: los Austrias Mayores y los Austrias Menores. Los primeros fueron Carlos I (y V de Alemania) y Felipe II. Abarca desde 1517 hasta 1598 y es la época en la que se construye el Imperio Hispánico. Eso sí, dicho imperio no es más que una sucesión de herencias que debido a enlaces matrimoniales interesados se hicieron recaer en estos dos monarcas. Con Felipe II, las posesiones de la Corona quedaban así


 Esta época es una de las más interesantes de nuestra historia, por lo que te recomiendo su lectura en este enlace del IES Sabuco.

A la muerte de Felipe II en 1598, asciende al trono su hijo Felipe III, iniciando lo que se conoce como la dinastía de los Austrias Menores. Son el citado Felipe III, Felipe IV y Carlos II. Éste muere en 1700, poniendo fin a un siglo de despropósitos y decadencia que desgajará el imperio forjado por los Austrias Mayores.

En ese marco de decadencia es donde tenemos que hablar de la Paz de Westfalia. Felipe III, un rey "pacifista" (pero que expulsó a los moriscos) había firmado una tregua con los Países Bajos durante 13 años. En 1618, en Europa, la rama asutríaca de los Austrias se involucra en una guerra que inicialmente aparenta ser de religión (una más en Europa) pero que terminará por transformar el marco de relaciones y la hegemonía en Europa. Será la guerra de los Treinta Años, en la que participará la Corona Hispánica en ayuda de su familia y que terminará por ser una auténtica debacle para la rama hispánica de la familia.
A todo esto se añadirá la reanudación de hostilidades con los Países Bajos tras el fin de la Tregua de los Doce Años firmada en 1609. Además, en 1640, ya con Felipe IV en el poder, se producirán una serie de revueltas independentistas en Cataluña, Portugal y Andalucía, entre otras, que obligarán a la Corona a hacer un sobreesfuerzo y a renunciar a Portugal, que obtendrá su independencia en 1668, ya con Carlos II.

Las consecuencias de la Paz de Westfalia son muy importantes para Europa. En ella surge el concepto de Estado como nación, frente al concepto medieval de Estado como territorio dominado por el Rey. Además, se reorganizan las fronteras entre los países europeos y se produce un equilibrio de fuerzas, que pone fin a la hegemonía de los Austrias sobre Europa. La reordenación de la paz se hizo de la siguiente forma

 

Y el nuevo mapa europeo quedó así

File:Europe map 1648-es.png

Para los territorios hispánicos, las consecuencias fueron nefastas. A las pérdidas de poder, se sumaron las pérdidas territoriales (independencia de Holanda) y la continuación de la guerra con Francia hasta la firma en 1659 de la Paz de los Pirineos. Con todo esto la Corona  perdió Artois en los Países Bajos, el Rosellón y la Cerdeña, y se produjo el importante pacto matrimonial con la casa real de Francia, que acabará por traer años más tarde a la familia de Borbón al trono hispánico. Colateralmente, la guerra, debido a una pobre gestión de los responsables políticos como Olivares, se produjo la pérdida de Portugal y sus territorios de ultramar, terminando así con lo que fue el Imperio Hispánico.

Para preparar el concepto, tenéis que integrar las siguientes cuestiones:

1- Definición (qué es, quién la firma, por qué)
2- Contexto Histórico
3- Consecuencias para Europa
4- Consecuencias (directas e indirectas) para España. Aquí hay que mencionar también la Paz de los Pirineos y las pérdidas territoriales. Es complicado por el espacio, pero podéis intentar relacionar este conflicto con la figura de los validos y en especial del Conde Duque de Olivares.

Podéis extraer la información en las páginas 19 y 20 del tema del IES Sabuco que os he indicado más arriba y en la wiki del IES Tiempos Modernos. También os servirá el tema VII del IES Marqués de la Ensenada, especialmente el punto 3.

La Inquisición


Quizá uno de los temas que más ríos de tinta ha vertido de la pluma de los historiadores. La Inquisición es una de las instituciones medievales que mayor repercusión tuvo en la mentalidad colectiva hispánica y la que sobrevivió más en el tiempo.

La Inquisición no fue, como muchos creen, un invento de Fernando el  Católico. Se inventó en Francia en el siglo XII, y se exportó al reino de Aragón en la centuria siguiente. Después se extendió por Castilla tras el matrimonio de Fernando de Aragón e Isabel la Católica. Su motivación inicial (y que mantuvo a lo largo del tiempo) fue la persecución de la herejía y la brujería. En los reinos hispánicos del siglo XV, la diversidad cultural y religiosa (con una importante presencia tanto de judíos como de mudéjares) exigió el control por parte de la Corona para evitar conflictos. Pero la Inquisición no se quedó tan solo en un tribunal que juzgaba delitos religiosos. Pronto los reyes vieron en ella a una institución muy útil para ejercer un control político. Quizá uno de los ejemplos más paradigmáticos fue el caso de Antonio Pérez, cuando Felipe II se enfrentó a los fueros de Aragón que había jurado prometer e intentó resolver el caso a través de la Inquisición, cuya jurisdicción no entendía de fronteras ni límites terrenales.

La Iglesia en España también consolidó su poder a través de la Inquisición. Sus métodos aterradores (el juicio de Dios, la tortura y las hogueras, especialmente) y la presencia de familiares de la Inquisición que se encargaban de delatar a los herejes instituyó el miedo en la población de tal forma que muy pocos osaban a hacer algo que pudiera enfrentarles a dicho tribunal. También la creación de un Índice de Libros Prohibidos impidió la llegada de nuevas ideas procedentes de Europa, que sirvió, por ejemplo, para impedir la expansión del protestatismo y sus sucedáneos.

Acerca de la Inquisición podríamos hablar durante horas, pero ni es práctico ni es posible. Para los más curiosos, os recomiendo el libro de García Cárcel "La Inquisición" o "La Leyenda Negra". Son estudios rigurosos y muy bien documentados.

Para preparar este concepto las posibilidades son múltiples. Es muy difícil dar unas pautas como lo hemos hecho para otros términos. Por ello este término lo puedes preparar de forma más autónoma. En cualquiera de los enlaces encontrarás información (normalmente lo encontrarás en temas vinculados a los Reyes Católicos). Yo te recomiendo que, como siempre, comiences con una definición. Al ser una institución que perdura varios siglos, debes de delimitar cronológicamente su existencia, y no quedarte tan solo con eventos de la primera época, sino que tienes que buscar la presencia de la Inquisición en los siglos XVI, XVII y XVIII, y no solo en la Península sino también en América. En sus inicios con los Reyes Católicos también puedes hacer mención a la ansiada unidad religiosa que ellos pretendían. Después de esto, las posibilidades, como te decía más arriba, son variadas. Puedes hablar del funcionamiento de la Inquisición, sus repercusiones sociales y culturales, también puedes mencionar procesos famosos tanto en la Península (Fray Luis de León) como fuera (Galileo, Servet). Eso sí, lo que yo no haría es recrearme en el funcionamiento de los instrumentos de tortura (que suele despertar mucho interés) ni en otras cuestiones curiosas que no nos conducen a ninguna parte. Recuerda que la preparación de los conceptos tiene como destino el examen, con tiempo y espacio limitado, así que habla tan solo de cuestiones de relevancia histórica.


martes, 15 de octubre de 2013

Las encomiendas

1492. Bajo el abrigo económico de los Reyes Católicos, una expedición con una nao y dos carabelas llegaba el 12 de octubre a las costas americanas. Se producía uno de los hechos más fascinantes de la historia de la humanidad, aunque no para todos fue algo positivo. Pronto, la Corona Castellana decidió comenzar a conquistar el territorio bajo la bendición papal con el aparente fin de cristianizar a los indígenas. Pero detrás de todo ello había una ambición sin tapujos que tenía la mirada puesta en las tierras y minas existentes en esas tierras. Una forma medieval de sociedad se iba a imponer sobre una forma prehistórica.




La sociedad que conquista los territorios americanos fue exportada desde la península, y en ello también iban las diferencias estructurales que se arrastraban desde la Alta Edad Media. Esencial en ellas eran los privilegios, que consistían en cuestiones tan dispares como la exención de impuestos, la imposibilidad de trabajar con las manos o la exclusividad en la ostentación de cargos políticos. Los nobles, en definitiva, estaban designados por la divinidad para la guerra y las armas. Con la conquista de Granada, la Península se encontró con centenares de nobles "sin trabajo", pues el enemigo (y por tanto la guerra) había sido eliminado definitivamente. Así, la conquista de América se presentó como una gran "oportunidad  laboral" para los nobles, y en especial para aquellos nobles segundones que apenas tenían para sobrevivir.

Uno de los premios que buscaban los nobles del Rey en tierras de ultramar era la tierra. Para ello, se inventó un sistema de trabajo obligatorio para los indígenas que fueron las encomiendas. A través de este sistema, se reproducía en América el orden señorial imperante en la Península Ibérica en la Edad Media, por el que se entregaba a un señor la potestad sobre un territorio, y si el señorío era jurisdiccional se incluían las gentes que en él habitan. Así, el señor (ahora en América el encomendero) podía cobrar un tributo de los habitantes de sus tierras. Es por ello que se llamaron encomiendas, pues se encomendaban al señor los indígenas adscritos a un territorio o encomienda. A cambio, el encomendero debía pagar un salario (con que pagar los tributos), cristianizar y proteger a los indígenas. La encomienda, además, no se establecía a perpetuidad, sino que se otorgaban para dos generaciones.

            

¿Por qué se hizo así, pudiendo obligar a los indígenas a trabajar sin exigir nada a cambio? El debate sobre si el indígena tenía alma o no surgió pronto, y con el especial empeño de Isabel la Católica, se decidió que los indígenas americanos eran también hijos de Dios y tenían alma, por lo que se prohibió su esclavitud. Esto alimentó por otra parte el tráfico de esclavos africanos, con especial intensidad en los primeros tiempos (razón por la cual en las islas de América central hoy tienen un predominio de la raza negra, pues la autóctona casi desapareció y se repobló con población esclava negra) y en las zonas asignadas a los portugueses, que también se lucraron con el tráfico de africanos.

Las encomiendas perduraron en América hasta el siglo XVIII, y se convirtieron en un sistema de semi esclavitud debido a los abusos que llevaron a cabo los encomenderos. Éstos, teniendo lejos la península (y, por tanto, la fuente del poder) pudieron actuar como señores absolutos dentro de sus encomiendas. Así los indígenas fueron explotados hasta la extenuación, siendo los trabajos forzosos una de las causas de la importante merma de la población indígena.

No fue ésta la única forma de trabajo obligatorio que inventaron los castellanos para obligar al trabajo a los indígenas. La mita, que fue un sistema de sorteo para el trabajo en las minas, fue otro de los sistemas más nocivos para la población indígena.

Para preparar el concepto acude al enlace del IES Tiempos Modernos. (tienes dos conceptos para elegir) En ellos encontrarás una definición y su evolución. Pero deberás completarlo con una contextualización histórica (en cualquiera de los otros enlaces lo encontrarás) y, si quieres, una descripción de la sociedad americana en los primeros años de la dominación castellana. También lo puedes completar con la información que te proporciono en esta entrada del blog.

lunes, 14 de octubre de 2013

Mudéjares y moriscos

Las propias particularidades de la Península Ibérica en la Edad Media crearon situaciones únicas y excepcionales. Cuando los musulmanes ocuparon la Península, ya dijimos que lo hicieron a partir de pactos o capitulaciones. En esos documentos, normalmente se permitía que los cristianos conservasen, entre otras cosas, su religión a cambio de un tributo, con lo que pasaron a llamarse "mozárabes" (algo así como "medio árabes"). Conforme el proceso de conquista cristiana iba avanzado a lo largo de los siglos IX-XIII, los cristianos también permitieron en un principio que los musulmanes permanecieran en las ciudades conquistadas, aunque en barrios extramuros llamados morerías (como curiosidad, en Zaragoza, la calle Azoque hace referencia al eje de la morería que era el Zoco o mercado). Así, los musulmanes que permanecieron en territorio cristiano se llamaron mudéjares (algo así como "domesticado").

       


Los mudéjares fueron esenciales en la economía medieval. Dedicados normalmente a actividades como la artesanía y el comercio, aunque también fueron mano de obra en el campo, dejaron su importantísimo legado en el arte (eran contratados por los cristianos para hacer iglesias y decorarlas), creando un estilo propio que es el arte mudéjar, único en el mundo, y que está declarado como Patrimonio de la Humanidad. Para preparar el concepto, echa un vistazo a los términos (hay tres y de los tres puedes extraer información) que propone el IES Tiempos Modernos. Yo os recomiendo que defináis quiénes eran, a qué se dedicaban, cuál es su importancia histórica y, por supuesto, haced referencia a su forma de expresión artística. Además, es importante que os centréis en Aragón, pues es aquí donde desarrollaron buena parte de su actividad y con características particulares y diferenciadas. Para saber más sobre el mudéjar aragonés pincha aquí.


                       

Respecto a los moriscos, has de saber que son los mismos que los mudéjares. Su condición cambia cuando los Reyes Católicos, tras la conquista de Granada y tras haber firmado la expulsión de los judíos en 1492, deciden obligar a todos los musulmanes que viven en la Península a convertirse al cristianismo en 1502 (no a todos, pues hubo decretos posteriores en función de los diferentes territorios que componían la Corona Hispánica). Independientemente de su mayor o menor sinceridad en la conversión, pasaron a ser siempre sospechosos y vigilados por la Inquisición. Así, llegaron incluso a rebelarse contra Felipe II en las Alpujarras, lo que les costó la dispersión, hasta que finalmente Felipe III decretó su expulsión definitiva, lo que supuso una ruina para buena parte del campo en las zonas del Levante y Aragón.

El término morisco procede de la latinizada palabra maurus, que significaba oscuro o moreno y que se refería a los habitantes de la provincia romana de Mauritania ("tierra de morenos"). El castellano convirtió la palabra maurus en moro, y pasó a ser la denominación de todos los procedentes del Norte de África y, finalmente, de todos los musulmanes. De forma despectiva, de moro pasaron a ser denominados moriscos. Después, y de forma muy despectiva, se les llamó marranos como a los judíos conversos, quizá en alusión a la prohibición de comer carne en esas dos culturas.

Para preparar el concepto acude también al mismo enlace del IES Tiempos Modernos que has visitado para los mudéjares. Di quiénes son, cuál es su importancia histórica, a qué se dedicaban, qué revueltas protagonizaron y qué supuso su expulsión.

La reconquista y la repoblación

Continuamos en la Edad Media. Los musulmanes ocuparon la casi totalidad de la Península Ibérica. Pero como en los libros de Astérix, no toda, sino que quedó un reducto que resistió a la invasión. Los historiadores aún no han encontrado quórum sobre si realmente fue una resistencia de los hispanovisigodos o más bien un desinterés de los musulmanes por las zonas escarpadas y montañosas del norte. Más bien parece que es esta última la razón por la cual los musulmanes desistieron de continuar tras el enfrentamiento de Covadonga en el 722.

Tras la incursión musulmana, la Peninsula quedó así

                

De esta manera, se crearon dos espacios bien diferenciados dentro de la Península. Por una parte, la ocupación de gran del territorio por parte de los musulmanes; de la otra, un pequeño reducto al norte donde vivían hispanovisigodos cristianos sin ningún tipo de organización política inicial, con la excepción de la zona más oriental, que quedó bajo la órbita de los francos.

Durante el tiempo que transcurre entre el siglo VIII y el XI, los hispanovisigodos del norte van conformando un tipo de organización basada en un grupo nobiliar de donde emana el monarca bendecido por el poder religioso en manos de la Iglesia. Buena parte de este territorio quedó bajo la protección de los francos (la Marca Hispánica), mientras que el resto tuvo que sobrevivir de forma autónoma. Así, pudieron alcanzar formas de desarrollo y potencial demográfico suficientes para lanzarse a la ocupación de las tierras de nadie que quedaban al sur. Antes que el llamado proceso de Reconquista, se empezó a producir el fenómeno de la Repoblación.

Aquí encontramos un concepto controvertido: Reconquista. Se ha hecho mucho hincapie en este hecho, en especial desde las glorias descritas por la historiografía de los años del franquismo (aunque la idea procede ya desde mediados del XIX), que debían encontrar en la historia períodos que ensalzaran los valores que pretendían promocionar (en especial, los valores cristianos de lo "hispánico"). Pero nada más lejos de la realidad. Una reconquista supone volver a conquistar algo que antes se había poseído. Cuando los cristianos del norte deciden bajar hacia el sur, ni ellos habían vivido nunca en esas tierras, ni sus antepasados. Quizá algún descendiente de algún mozárabe que hubiese huído del sur podría afirmar que su acción era reconquistadora, pero es poco probable. Fue una conquista en toda regla, al igual que la fue en el caso de los musulmanes (aunque ellos tuvieron que luchar mucho menos). Pero hablar de reconquista es, cuando menos, arriesgado. Sólo la Iglesia podía hablar de recuperar los territorios musulmanes para la cristiandad y, en realidad, al principio ni tan siquiera existía una estructura suficiente para recibir el apoyo eclesial por ello. Sea como fuere, la evolución de ese proceso denominado Reconquista, fue dejando el mapa de la Península de la siguiente forma

                  http://1.bp.blogspot.com/-97kYD9WL2Dc/TlT1SncMH8I/AAAAAAAAACw/mG2iznSuGPE/s1600/Reconquista%2Bevoluci%25C3%25B3n.jpg

La repoblación sí fue una realidad histórica. Los cristianos, en pleno proceso de crecimiento demográfico y con el fin de asegurar sus territorios, necesitaban ampliar su extensión territorial. Para preparar este concepto, como vamos a hacer siempre, deberás comenzar por una definición del concepto. También considero interesante que hagas una contextualización, es decir, que resumas brevemente cómo es el momento histórico en el que se produce el hecho propuesto. Después te propongo dos opciones: por un lado, puedes describir las diferentes formas de repoblación según cómo se llevan a cabo; o bien también puedes describir cómo es la Repoblación según las diferentes áreas en que se producen. Si te atreves, lo ideal sería que alcanzaras a desarrollar el concepto explicando las formas de repoblación y su evolución cronológica a la vez. Decidas lo que decidas, para resolver bien el concepto acude al  tema  del IES Sabuco y lee la parte de los reinos cristianos, donde irás encontrando diferentes formas de repoblación dentro de su contexto histórico. En el apartado 2.3 del tema del IES Elaios también tienes una exposición que te puede ser de utilidad..

miércoles, 9 de octubre de 2013

Vayamos comenzando con Al Ándalus

Antes de llegar al primer concepto, Al Ándalus, que se ubica cronológicamente en el siglo VIII, estaría bien que conocieras un poquito el transcurso de la historia anterior. Por ello, te recomiendo trabajar con el sintético tema del IES Marqués de la Ensenada que puedes encontrar aquí. Ten en cuenta que desde la Prehistoria hasta los visigodos en selectividad no piden nada, por lo que no vamos a detenernos demasiado. En ese tema podéis encontrar lo esencial, para que tengáis una idea general. Si no tienes ganas de leer, puedes visualizar los vídeos de artehistoria relativos a este asunto. Son vídeos de una duración media de 7-8 minutos, y podéis encontrar aquí el primero, el  segundo y el tercero.


               


Al Ándalus es el nombre con el que se conoce al territorio ocupado por los musulmanes en la Península Ibérica. La presencia islámica en nuestro territorio se extiende desde el 711 hasta 1492, un largo período que ha dejado una impronta imborrable en nuestra cultura. Los musulmanes llegaron casi por causalidad, interviniendo en los conflictos sucesorios de los hijos de Vitiza, el último rey visigodo. En apenas tres años y sin apenas desenvainar la espada, los musulmanes ocuparon casi toda la península sin apenas encontrar resistencia. La razón es obvia: las constantes guerras entre la nobleza goda tenían a la población hispanovisigoda harta, que decidió abrir la puerta al invasor bajo la promesa de la paz. Así, se inicia este período que configura a España unos rasgos únicos, pues sobre el mismo territorio convivieron, incluso en paz durante algún tiempo, dos religiones y dos civilizaciones antagónicas. Por una parte los musulmanes, cuyo esplendor alcanzaron durante la época del Califato que instalaron un estado teocrático que inicialmente dependió de un imperio que después se desmoronó. Una vez destruido el califato, Al Ándalus se dividió en pequeños reinos llamados de taifa, que puso en bandeja a sus enemigos su progresiva ocupación, hasta la configuración del Reino de Granada en 1243, que fue definitivamente conquistado por los Reyes Católicos en 1492. Por otra parte, al norte, unos pequeños condados de tradición cristiana se fueron organizando hasta que su potencial demográfico y económico les permitió ir descendiendo al sur a costa de los territorios islámicos sobre los que apenas ejercían un dominio efectivo los musulmanes. Se iniciaba así un período que se conoce con el nombre de Reconquista. Así, la Península Ibérica verá cómo a lo largo de todo el período denominado Edad Media se convierte en un simbiosis entre el mundo cristiano y el musulmán, a veces muy fecunda y las más demasiado bélica.

En tu concepto deberías de incluir, en primer lugar, una definición del concepto, para seguir con las diferentes etapas, que obligatoriamente deben de ser la Conquista, el Emirato Dependiente, Emirato Independiente, Califato de Córdoba, Reinos de taifas e invasiones norteafricanas y el reino nazarí de Granada. Por cuestión de espacio, de cada una de ellas apenas debes de contar nada: tan solo hay que reflejar aquello que diferencia cada etapa de las demás (por ejemplo, qué hace que el emirato dependiente sea diferente del independiente). Para que el concepto quede completo, debes también de incluir cómo era la sociedad (pero recuerda que estamos hablando de una época que dura 800 años, por lo que los rasgos étnicos se van perdiendo y será preferible que hables de la distinción religiosa entre musulmanes y no musulmanes y las diferencias económicas que se planteaban en estos grupos). También hay que incluir los principales pilares económicos como lo eran la agricultura y el comercio. Finalmente,es importante que menciones el legado que la cultura islámica dejó en la nuestra. El material lo podéis encontrar en cualquiera de los enlaces de la derecha., por ejemplo en este de la Historia del siglo XX. Aunque encontréis cosas hechas en la red, de nuevo os aconsejo que lo elaboréis vosotros, cada uno el suyo, que es la mejor garantía de un trabajo bien hecho.

lunes, 7 de octubre de 2013

¿Y el el blog... cómo funciona y para qué sirve?

El blog que estás consultando va a ser una herramienta esencial para el desarrollo de la asignatura. En él encontrarás todo lo que necesitas, excepto las actividades y los test que tan solo los podrás trabajar a través de la plataforma.




Si nunca has usado un blog, trataré de explicarte cómo funciona éste. Como ves, hay dos partes: a la izquierda ves lo que yo llamo "entradas", donde ves un título y texto (esto mismo que estás leyendo) y que son los artículos que publico cada día en el blog, y las ventanas a la derecha. La primera de ellas es reinvindicativa (no olvides que eres usuario de un servicio público y por tanto te interesa que se mantenga en unas mínimas condiciones que garanticen un correcto funcionamiento del mismo; si tienes curiosidad, te invito a que pidas presupuesto para cursar estudios de bachillerato a distancia en una academia...). La segunda ventana es mi perfil, que te dará poca información. Después, hallarás la ventana "etiquetas". En ella verás una serie de palabras, ordenadas alfabéticamente, que cambian de color cada vez que pones el cursor sobre ellas. Son la forma más rápida de buscar entradas en el blog. Si pinchas, por ejemplo, sobre "Comentario de texto",el blog te dirigirá a todas las entradas etiquetadas así, por lo que encontrarás rápidamente todo lo que en el blog está relacionado con los comentarios de texto. Un poco más abajo verás "Enlaces útiles para el curso", que recoge varios temarios completos de 2º de Bachillerato y otras páginas que te serán de interés. Deberás venir aquí con frecuencia, puesto que yo te indicaré a lo largo del curso de qué enlace debes de sacar la información para preparar cada uno de los diferentes temas. Debajo de estos enlaces tienes una ventana para que, si tienes interés, puedas consultar material multimedia sobre la historia de España. A continuación, verás el "archivo del blog", en el que encontrarás las diferentes entradas ordenadas cronológicamente, de más reciente a más antigua. Si buscas por etiquetas, también se ordenarán de más antigua a más reciente todas las que lleven la etiqueta que selecciones. En la penúltima ventana, puedes preinscribirte para que lleguen a tu correo electrónico las nuevas entradas que se publiquen, para que estés al corriente de la actividad del blog (te aseguro que esto es de una gran utilidad). Finalmente, verás las veces que se ha visitado el blog (para que veas que no estás solo).

De momento, nada más. En una próxima entrada te explicaré cómo trabajar los conceptos, para que vayas comenzando.